Congelan reforma contra fraudes en compra de automóviles

Redacción  Noticias MX.- El Senado de la República mantiene en la llamada "congeladora legislativa" desde hace más de año y medio un punto de acuerdo y reforma que pretende acabar con los fraudes en la compra de automóviles que se ofertan vía páginas de Internet, en tianguis y entre particulares.

Ello, a pesar del incremento de los fraudes en la compra de automóviles, que incluso han llegado al asesinato en la Ciudad de México, como ocurrió en al menos cuatro casos en el último mes, quienes iban a comprar vehículos anunciados en Internet, así como decenas de casos cada semana de vendedores que son defraudados con transferencias bancarias falsas.

La reforma, presentada en marzo de 2018 por la entonces senadora priista Verónica Martínez Espinoza, exhortaba a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) a revisar la actuación de los bancos y las posibles lagunas en su operación con respecto a los fraudes por la compra-venta de vehículos usados mediante cheques sin fondos o falsos.

Según Notimex, en un punto de acuerdo publicado en la Gaceta Parlamentaria, se exhortaba también a la Condusef y a las procuradurías de justicia de todas las entidades del país a impulsar campañas de difusión que adviertan a la población sobre delitos de esa índole.

 

 

También se destaca que las modalidades de fraude para la compra-venta de coches usados son diversas y aprovechan las "lagunas legales" en el sistema bancario nacional; algunas van desde las transferencias bancarias falsas, cheques falsificados o sin fondos.

Martínez Espinoza expuso que existe un repunte en la venta de autos "baratos" por Internet, a través de falsas licitaciones por empresas grandes en el país. Al final, estas ofertas terminan en fraude o robo.

En este sentido, se han incrementado los casos de personas que venden su automóvil y les pagan con cheques o depósitos ficticios. En un primer momento, aparece una transferencia de dinero en la cuenta del vendedor; pero horas o días después, desaparece la operación.

Los cheques con los que se paga tienen la leyenda de "salvo buen cobro", pero resulta que por una laguna legal o falla en el sistema bancario, sobre todo cuando se trata de un banco diferente al del vendedor del automóvil, aparecen en la cuenta como si el dinero estuviera en firme.

Con ello, las bandas de defraudadores obtienen el vehículo, la documentación y la responsiva de compra-venta, en tanto que el auto que "compraron" con esos cheques sin fondos son rematados a las pocas horas o en otros estados, para perder el rastro y evitar la acción de la justicia.

Estas bandas de defraudadores operan lo mismo en los tianguis de automóviles, que de forma personal al buscar posibles víctimas en los anuncios de diarios o en Internet. Tienen consigo chequeras robadas o falsificadas sin fondos, credenciales de elector falsas o también robadas.

JAM 
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto